Seguinos !

Interés General

Gastronómicos piden respuestas a la provincia ante el aumento de restricciones

Gastronómicos piden respuestas a la provincia ante el aumento de restricciones

Las nuevas medidas de convivencia restringieron la actividad de los bares y restaurantes de la provincia en una hora. A partir de este lunes los locales gastronómicos podrán funcionar hasta las 23 horas mientras que los comensales ingresarán hasta las 22. La reducción sumada a la imposibilidad de que los clientes se trasladen en su vehículos genera un fuerte impacto en la actividad gastronómica que viene soportando las consecuencias de la pandemia. En diálogo con Aire de Santa Fe el secretario de la Cámara de Bares de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Santa Fe, Leonidas Chino Bonaveri manifestó que se está trabajando para cambiar la mentalidad de la gente fomentando el consumo durante el día.

“Nosotros necesitamos soluciones, la actividad está en una situación muy crítica. Pareciera que somos parte del problema, somos los lugares con más protocolo que tenemos”, manifestó Bonaveri. En referencia al comportamiento que se observa los fines de semana aseguró que: “La vivimos con mucha impotencia a la imprudencia que se observa cuando más de 2.000 trabajadores necesitan de la actividad”, agregó el referente.

El empresario no descartó que los locales cierren sus puertas en caso de que el gobierno lo solicite, pero el pedido deberá estar acompañado por una asistencia a los trabajadores o con un mecanismo de asistencia para los inquilinos y impuestos. En el encuentro los gastronómicos impulsarán la suspensión de los empleados con el pago del 50% de su salario. “Este mecanismo se utilizó en la ola anterior o trabajaremos en buscar alternativas”, manifestó el entrevistado. Tras la aplicación de las restricciones a mediados de abril, entre las que se dispuso la prohibición de circular a partir de las 21 horas, el consumo en los bares y restaurantes disminuyó un 20% en relación a la temporada de verano.

“Las personas no acuden porque no tienen como llegar a los lugares. Los espacios son seguros y están regidos por protocolos”, sentenció Bonaveri. Durante las horas nocturnas el transporte particular como taxis y remises tienen una alta demanda y reviste demoras que van desde una hora a dos. “No tenemos manera de hacer que la gente llegue a los establecimientos porque el sistema de transporte público no está aceitado para eso y los taxis y remises implican un alto costo”, destacó el integrante de la cámara de gastronómicos.

En Santo Tomé

El empresario gastronómico Andrés Susmann charló con Veo Noticias sobre las restricciones emitidas por el gobierno provincial en el marco de la pandemia y para evitar el aumento de casos de coronavirus que establecían el cierre de los locales a las 24 y desde este lunes el horario se redujo una hora. Es decir, podrán recibir comensales hasta las 22 y cerrar a las 23.

“Ya con la restricción de la circulación la semana pasada fue un golpe muy duro. Si bien nosotros trabajamos desde el mediodía, nuestro fuerte es la noche, como todos los bares de Santa Fe, si nos sacan la circulación a esa hora es muy duro, antes al menos estábamos hasta las doce, ahora tenemos que cerrar a las 23, otro golpe más y se hace muy difícil”.

“Al delivery lo tenemos armado, funciona, pero es solo un complemento; necesitamos la gente en el salón”, aseguró. En cuanto a la posibilidad de una ayuda, sostuvo que “son cosas que se están evaluando y que se están peleando desde la Cámara, necesitamos una ayuda porque si nos restringen el trabajo no hay forma de pagar los sueldos”.

Fuente: Aire de Santa Fe / VEO Noticias

Click para comentar
comentarios

Mas notas de Interés General