Connect with us

Sin categoría

Una abuela ayudó a nacer a su propio nieto en Santo Tomé

Una abuela ayudó a nacer a su propio nieto en Santo Tomé

Una abuela de Santo Tomé se convirtió en héroe este jueves al ayudar a nacer a su nieto en su propia casa, con la colaboración de dos efectivos policiales. Todo comenzó alrededor de las 7 de la mañana, cuando la hija embarazada de Vilma comenzó a sentir algunos dolores, señal de que el parto -que tenía fecha para el 28 de agosto- se estaba adelantando. Toda la familia desesperada empezó a pedir ayuda a la Policía y el Servicio de Emergencias 107, pero la mujer rompió bolsa y el nacimiento del niño era inminente, por lo que Vilma decidió dejar los nervios atrás y ayudar a su hija a parir.

“Nunca imaginé que me iba a pasar esto. Ella ya no aguantaba más, así que la volví a acostar en la cama y, cuando le saqué la ropa, vi que el bebé estaba por nacer. Entonces le dije que puje, y ahí ayudé a mi nieto a nacer”, relató Vilma en una charla con el programa “Pasan Cosas”. “Josué” llegó al mundo con 2,800kg y la primera en tener contacto con él fue su abuela. Unos minutos después del nacimiento, llegaron a la casa dos policías del Comando Radioeléctrico, Agustín Córdoba y Carolina Ehrentraut, que ayudaron con las tareas posteriores al parto. La médica del 107 que iba en camino al domicilio les explicaba por teléfono los pasos a seguir, y ellos a su vez hacían lo mismo con la abuela partera.

“Yo ya había preparado la tijera y el brochecito para el ombligo. Justo se puso a hablar la señorita de la Policía con la doctora, que nos dijo que solo lo atáramos el ombligo y ellos se encargaban de seguir cuando llegaban”, contó Vilma. Mientras esto sucedía, Córdoba trató de contener al padre del bebé que se encontraba nervioso y preocupado por el imprevisto. Luego el oficial pidió una unidad sanitaria para trasladar con urgencia al recién nacido y a su madre.

Finalmente, llegó el móvil 25 de la unidad sanitaria del 107 y trasladó el bebé junto a su madre al área de neonatología del Hospital Cullen. La médica que atendió a los pacientes los encontró en perfecto estado y destacó la actuación de la suboficial Carolina Ehrentraut. “En un momento como ese, uno saca coraje de donde no hay y ayuda, y yo soy así. Los médicos dijeron que había hecho muy buen trabajo”, concluyó orgullosa Vilma, la “abuela partera” que, aunque ya tiene otros nietos, es la primera vez que participa en el parto de uno de ellos.

Fuente: Aire de Santa Fe

More in Sin categoría