Seguinos !

Matilde

Matilde: Los cambios climáticos abruptos preocupan al campo

Matilde: Los cambios climáticos abruptos preocupan al campo

La popular frase “Después de la tormenta, sale el sol”, con todas las connotaciones que estas palabras tienen, parecería no encajar con Los tiempos que corren en la región. Por el contrario, se puede afirmar que aquí sucede lo opuesto. Luego de casi seis meses de sequía, desde hace unas dos semanas gran parte de la provincia de Santa Fe fue azotada por intensas lluvias que en algunos lugares alcanzaron acumulados superiores a Los 150 milímetros. Si bien hay zonas que sufrieron serios perjuicios (el norte santafesino, Nélson, Laguna Paiva, Esperanza y Las Tunas, entre otros puntos), en esta parte de la región, el campo también tuvo dificultades que indefectiblemente derivarán en pérdidas económicas de consideración. En el caso del distrito Matilde, no hubo campos muy anegados, pero el principal problema es el estado de Los caminos rurales, Los que son fundamentales para extraer las producciones agropecuarias y ganaderas.

“Todo está muy complicado, sobre todo en la zona de campos ya que las trazas están flojas y hay huellas muy grandes, lo que impide la circulación de Los vehículos de transporte; no podremos hacer una evaluación de la situación hasta que no tengamos varios días de sol y se seque la zona”, manifestó Diego Fournell, presidente comunal del pueblo. En la actualidad, la actividad productiva en Matilde está divida en un 70 % de agricultura, un 20% de ganaderos mixtos y un 10 % de tambos (unos 7 establecimientos, algunos más grandes que otros). El referente matildense especificó que lo más perjudicado por Los vaivenes climáticos es la soja de segunda, la que venía muy golpeada por la sequía y no se terminó de trillar. “De por sí estaba muy fea, y ahora la humedad provocó que trabajen Los hongos, las chauchas se abrieron y brotaron en planta”, apuntó Fournell.

Desaceleración

El productor agropecuario aseguró que el malestar es dispar, puesto que la sequía no castigó a todos por igual. “Hubo zonas que, por ejemplo, tuvieron maíces de buen rinde porque plantaron justo; por otro lado, el año pasado no se pudo hacer trigo por el barro, pero Los que plantaron soja en octubre con el suelo así, anduvieron bien y zafaron de la sequía, mientras que Los que sembraron desde mediados de diciembre en adelante, hoy están muy complicados”, detalló después. En tanto, Fournell consideró que el sector menos castigado por el tiempo es el ganadero, ya que si bien puede haber tenido algunas pérdidas de pasturas, las perennes se recuperaron con normalidad.

“Con estos cambios abruptos del clima, con condiciones muy severas, las economías de Los pueblos chicos como Matilde se resienten enseguida; aunque el molino local trabaja muy bien, el sector productivo se desacelera cuando comienza a tener problemas con las cosechas”, explicó el ex presidente de la Sociedad Rural de San Carlos. “Veníamos de una sequía que generó rajaduras en Los campos de entre 4 y 5 centímetros de profundidad… la lluvia comenzó a alentar la siembra de trigo pero ahora el piso está todo patinoso, bajo agua y complica todo el desarrollo de Los cultivos; esto deriva en un gran golpe que frena todo y produce una falta de efectivo circulante, resintiendo de esta forma la economía del pueblo”, puntualizó para cerrar.

Fuente: El Litoral.

Click para comentar
comentarios
Advertisement
Advertisement

Mas notas de Matilde