Seguinos !

Deportes

El santotomesino Franco Chialanza volvió a entrenarse en Santa Fe Capital

El santotomesino Franco Chialanza volvió a entrenarse en Santa Fe Capital

Franco Chialanza es un deportista muy talentoso, que se ha especializado en lucha, y particularmente en la Grecorromana. Actualmente tiene 18 años, finalizó el colegio secundario en el Liceo de Navegación Fluvial, y como se fue a Buenos Aires a entrenar al Cenard, también comenzó a estudiar medicina en la Universidad de Buenos Aires. En la temporada pasada logró muchos títulos a nivel Panamericano y Sudamericano, lo que lo llevó a que pueda ser parte de la selección nacional de luchas, y eso le permitió irse a vivir a Buenos Aires y entrenar en el Cenard. Esta situación se frenó cuando comenzó el tema de la pandemia porque el Cenard fue cerrado por completo. Comenzó en Ateneo Inmaculada, desde los 14 años, pero su papá Luciano y su familia han sido claves en su crecimiento como deportista porque siempre lo han apoyado.

“Este tema de la cuarentena al principio mal, porque fue un cambio drástico de entrenar en Buenos Aires cuatro veces por día a no poder hacer nada. Allá me levantaba para entrenar a las seis de la mañana, después lo volvía a hacer a las nueve, a las tres y las seis de la tarde. Y pasé a hacerlo en mi casa con lo que uno tiene, porque no estás acostumbrado a tener un gimnasio en la casa” arrancó señalando Franco Chialanza a UNO Santa Fe. El destacado luchador santafesino expresó que “soy parte de la selección nacional de luchas en juveniles, y ya hace tiempo estaba con ganas de irme a vivir a Buenos Aires por el tema del entrenamiento. La cuestión es que la lucha no es un deporte muy conocido, entonces no tengo muchos luchadores para entrenar en Santa Fe. La cuestión es que, luchando, en el 2019, cerré un gran año, ya que gané medalla de plata en el Panamericano, medalla de oro en el Sudamericano, quedé cuarto en mayores, luego saqué doble medalla de oro en el Nacional, y me dieron el premio al mejor luchador del torneo”.

También sostuvo que “por esos logros me llamaron del Cenard y me dieron la oportunidad de irme a vivir a Buenos Aires. Todo lo que se pudo viajar a competir este año fui a todo. En enero viajé tres semanas a México a competir y entrenar, volví cinco días y partí a Cuba a entrenar y competir en un torneo, y después regresé a Santa Fe, ya me fui a vivir al Cenard a Buenos Aires. Allí estuve tres semanas hasta que saltó este tema del coronavirus, y me tuve que volver a mi casa”. El deportista especializado en lucha Grecorromana contó que “el objetivo de este año era sacar todo oro. Es decir, ir por el oro del Panamericano, me cambié de categoría el año pasado, estaba luchando en 72 y pasé a 77 kg, y creo que encontré el lugar porque me siento más cómodo. Estaba apuntando a los juegos Panamericanos, Sudamericanos, y para 2024 a los Juegos Olímpicos que con el tema de la pandemia no sabemos si quedará en ese año o será modificado”.

En un break en su entrenamiento en el gimnasio Real Trainning de barrio Candioti explicó que “cuando regresé a Santa Fe entrenaba en mi casa a la mañana y a la tarde, en mi casa tengo un patio chico, no se podría correr, mucho aeróbico más que saltar no podía hacer. Tengo mi hermano que hace lucha, pero pesa 50 kg, yo peso 80, y no me sirve para entrenar. En el caso de mi papá pesa lo mismo que yo, pero no hace lucha. Entonces no me podían ayudar, porque en la lucha tienen que estar los dos rivales preparados. Tengo que estar preparado para apretar, y el rival para ser apretado. El contacto es mutuo”.

La vuelta a los entrenamientos

Después de un prolongado parate y solamente poder salir a correr, Franco Chialanza logró poder volver a entrenar a un gimnasio como corresponde a un deportista de su jerarquía. “Me puse a entrenar en serio como un deportista de elite hace dos semanas, de modo estricto, estoy haciendo una dieta, entrenando seis veces a la semana. A la mañana entreno en mi casa, y a la tarde lo hago de cinco de la tarde a nueve de la noche. Con este entrenamiento me estoy poniendo a punto físicamente, porque el tiempo parado se siente físicamente, ya que la parte técnica se recupera rápidamente. Considero que los deportistas tienen memoria muscular. Pero lo que nos afectó a los deportistas es el tema psicológico que el técnico”.

Chialanza sostuvo que “entrenar y no saber que competencia tendremos afecta, como también me afectó el peso, ahora peso 80 kilos, pero hasta hace dos meses estaba en 87, es decir que aumenté 7 kilos, lo cual está re mal, pero por suerte ya pude volver a entrenar y logré bajarlo porque regresé al gimnasio”. En relación a que competencias tenía previsto participar en este 2020, el deportista oriundo de Santo Tomé, comentó que “tenía un montón de torneos y competencias que fueron suspendidas por el coronavirus. En abril me iba a ir a España, después iba a ir a México, un mes a Cuba, volvía a España, y de ahí íbamos a hacer un tour europeo. Posteriormente venía un Panamericano en Brasil, después otro Sudamericano, y otras presentaciones”.

Fue terminante al sostener que “este año en Argentina no vamos a tener ningún tipo de competencia, en Europa si se está compitiendo, yo tengo un compañero, que es clasificado olímpico, Agustín Destribats, que en estos momentos está compitiendo en Rusia. Nosotros que no estamos clasificados para ese nivel no nos mandan”.

Fuente: UNO Santa Fe

Click para comentar
comentarios

Mas notas de Deportes