Connect with us

Interés General

Un año de prisión en suspenso para el galguero de Santo Tomé

Un año de prisión en suspenso para el galguero de Santo Tomé

El juez penal de Santa Fe Jorge Patrizi condenó este jueves al único detenido por la organización de una carrera de perros raza galgo, desbaratada por la policía el domingo pasado en un predio de zona rural de Santo Tomé. La sentencia, a un año de prisión en suspenso y multa, es el resultado de un juicio abreviado alcanzado entre la fiscalía y la defensa de Germán “Pepe” Perren. La fiscal Rosana Peresín repasó los cargos que pesan contra el hombre de 48 años, oriundo de Humboldt, que pasó los últimos cuatro días tras las rejas, acusado de haber promovido un evento clandestino que se encuentra regido por la ley Nº 27.330, la cual prohíbe la realización de carreras de perros en todo el país y prevé penas de prisión a quien incumpliera la norma.

La competencia ilegal estaba prevista para realizarse el domingo 2 de octubre, en un predio denominado hípico “Don Pepe”, ubicado al oeste de la autopista Santa Fe-Rosario, altura del km 127, en inmediaciones de la estación de peaje a Sauce Viejo y la estancia El Carmen, en zona rural de Santo Tomé.

El organizador

“Preparó un canódromo, demarcó una pista de 500 metros, colocó cebos mecánicos tipo liebre, armó gateras, facilitó la presencia de perros de la raza galgo que iban a ser utilizados para correr y la presencia de unas 150 personas entre espectadores y dueños”, enumeró la Dra. Peresín. Además, señaló que ese mismo día, la policía secuestró, dentro de su casa, ubicada dentro del predio, una escopeta calibre 16 con cartuchos, cuya tenencia no pudo ser acreditada.

Tras la referencia al hecho, la fiscal Peresín, que trabajó el caso junto a su par el Dr. Manuel Cecchini, refirió los términos del acuerdo, que consiste en la aceptación por parte de Perren de la condena a un año de prisión en suspenso y multa de $ 100.000 en favor del Ministerio Público de la Acusación (MPA); así como el decomiso del arma y el cumplimiento de reglas de conducta por el doble de tiempo de la pena, entre las que se destaca la prohibición de tener perros galgos para carreras.

Pandemia y desocupación

El abogado Martín Peón, a cargo de la defensa, confirmó su adhesión al acuerdo, que también fue ratificado por el imputado Perren, quien en dos oportunidades pidió disculpas a la fiscalía por la manera en que se expresó el martes cuando declaró durante la audiencia de atribución imputativa. Perren es técnico agronómico y según dijo al juez Patrizi, se desempeñaba como viajante hasta la llegada de la pandemia, cuando quedó desempleado. Desde entonces, comenzó a dedicarse a las carreras, para lo cual facilitó el predio denominado hípico “Don Pepe”, en alusión a su sobrenombre. “Yo sé que hice una macana y no quiero hacer otra”, dijo previo a que el juez Patrizi dictara sentencia. También explicó que si bien por el momento seguirá viviendo en el lugar, “calculo que me voy a terminar yendo de ahí”.

Perros secuestrados

Por tratarse de un abreviado con pena de prisión en suspenso, el abogado Peón solicitó al juez la inmediata libertad, a lo que su pupilo dijo: “quédese tranquilo que con el lío que hice no quiero más”, tras lo cual se ordenó “la inmediata libertad”. Fuentes de la investigación indicaron que la labor fiscal y policial comenzó una semana antes de la carrera, tras la denuncia realizada por el Proyecto Galgos Argentinos, que había detectado la realización del evento en la provincia de Santa Fe. El día del operativo, la fuerza pública secuestró 61 perros galgos, los cuales fueron trasladados a Rosario donde se encuentran alojados y a disposición de la Policía Ecológica, a la espera de que la Justicia defina un destino final. En cuanto a las personas presentes, fueron identificadas por el delito de “encubrimiento”.

Fuente: El Litoral

More in Interés General