Connect with us

Interés General

Santa Fe quiere tener a toda su población vacunada con 3 dosis en marzo

Santa Fe quiere tener a toda su población vacunada con 3 dosis en marzo

Santa Fe planea tener inoculada a toda la población con terceras dosis de la vacuna contra el coronavirus en marzo, teniendo en cuenta el alto porcentaje de personas que ya tienen dos dosis. Así lo manifestó la ministra de Salud, Sonia Martorano esta semana. “Para el otoño queremos tener a todos con el refuerzo”, indicó

“Ya estamos vacunando en geriátricos, al personal de salud, a los mayores de 70 años y ahora al que tenga seis meses desde la última aplicación le vamos a dar el refuerzo”, dijo y aclaró que “va a ser para todos”, independientemente de si la persona se encuentra dentro de los grupos de riesgo. En la ciudad de Santa Fe la población vacunable ya que llega al 75% de los mayores de 3 años.

Segunda dosis

Si bien los porcentajes de personas inoculadas son muy altos, aún quedan porciones de franjas etarias que tienen que recibir la segunda dosis de la vacuna. Al respecto, la ministra afirmó que hay “un pequeño grupo” de la población de entre 18 y 39 años que todavía no fue a completar el esquema, pero a quienes se los está llamando para hacerlo.

“Es un pequeño grupo que, entendemos, son los que se vacunaron para ir a la cancha y demás actividades cuando se pedía una dosis. Por eso, ahora se van a pedir dos dosis”, explicó Martorano en alusión a la próxima implementación del pasaporte sanitario en la provincia.

Manifestaciones antivacunas

Mientras el mundo no para de nuevos contar infectados de coronavirus, con la variante Ómicron como la gran alerta roja; mientras la OMS pide a las naciones que inoculen a la mayor cantidad de gente posible antes que prohibir los vuelos intercontinentales; mientras la ciencia global asegura que todas las vacunas disponibles hoy de fase 3 son seguras y evitan cuadros graves; y mientras aún se lloran los muertos por Covid-19 que dejó la segunda ola en el país, un grupo de personas hicieron una insólita manifestación días atrás en la ciudad de Santa Fe.

Ocurrió durante la visita a esta capital de la Ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias “Dr. E. Coni”, uno de los mojones de la salud pública en la provincia. Poco antes de la recorrida oficial, personas antivacunas hicieron su aparición con carteles panfletarios cuyos mensajes eran cuanto menos científicamente irrisorios y funambulescos.

“Basta de dictadura sanitaria”. “Basta de pandemia, devuelvan nuestros derechos”. “La vacuna mata”. “Vacuna igual muerte”. “Fuera elite satánica, somos almas libres y conocemos la verdad: basta de genocidio (sic) en Argentina”. “¡Pedimos debate médico-científico público y televisado ya!”. La semántica negacionista se blandía en cada cartel y las cámaras captaron todo.

“Hasta donde sabemos estos grupos (antivacunas) no pertenecen a Santa Fe. De hecho, quien los comanda sería un médico oftalmólogo de otra provincia… Fue muy triste porque empañó un acto en el Coni, nada menos, un ícono de la ciudad. Cada cual tiene derecho a protestar, pero siempre con respeto y sin violencia. El mensaje que dejaron, creo yo, es muy peligroso y dañino, lamentablemente”, le dice a El Litoral la Ministra de Salud provincial, Sonia Martorano.

Si hay algo que está reconocido por la comunidad científica mundial y por todos los países, desde el Instituto Gamaleya (Rusia) hasta Pfizer (Estados Unidos) y AstraZeneca (Reino Unido), es que “todos coinciden en que la única herramienta que tenemos para defendernos del virus es la vacuna, en un contexto de una pandemia que representa una catástrofe sanitaria global”, agrega. La fase 3 implica que una vacuna, pese a que es de emergencia, ya es segura: “Sólo se pueden modificar los porcentajes de eficacia, pero ya está probado que todas funcionan y son eficaces. Entonces, no se entiende bien esta manifestación”, añade la ministra.

Negación

El fenómeno del negacionismo no es nuevo. Sólo cabe recordar las quemas de barbijos en el Obelisco de Buenos Aires, en medio de la primera ola de la pandemia; o alguna de las tantas marchas en ciudades de Europa contra la vacuna, el distanciamiento o la prohibición de los contactos físicos. Ejemplos hay muchos. Pero lo importante es el mensaje, el significante semiótico que queda flotando con una manifestación de estas características, y si puede impactar en una sociedad santafesina que, antes de fin de año, estaría inoculada en un 80% con las dos dosis.

¿Cómo reaccionó la sociedad después de este episodio? “La jornada de vacunación de menores días atrás fue abrumadora. Esa fue la respuesta social: padres y madres llevaban a sus hijos al vacunatorio con alegría. Nos dicen que hacen consultas previas a pediatras, y esto está muy bien, es lo que esperamos. Y los chicos, después de recibir la inoculación, se sacan fotos. ¿Te das cuenta? Esa es la respuesta de la sociedad santafesina”, subraya la médica neonatóloga.

Martorano asegura entonces no sentirse tan preocupada por este tipo de manifestaciones antivacunas “justamente por la respuesta social que tenemos, y que es muy buena”. Y estima que antes del final de año, el 80% de la población total de la provincia ya estará vacunada con dos dosis. Hay 2.600.000 personas con esquemas completos; en el grupo de 12 a 17 años, el 85% está inoculado, y de 3 a 11 años, el 71%. “La gente confía y adhiere, y eso nos deja tranquilos. Y hay que recordar que la vacuna anti Covid no es obligatoria: si estos manifestantes deciden no hacerlo, está bien. Nuestra misión es seguir agilizando el plan de vacunación”, concluye.

Fuente: UNO Santa Fe / El Litoral

 

More in Interés General