Connect with us

Union

Joaquín Papaleo: “me moría por seguir jugando”

Joaquín Papaleo: “me moría por seguir jugando”

Molesto y “tocado” por algunas versiones que circularon, sobre todo en redes sociales, Joaquín Papaleo aprovechó el programa “Café con Fútbol” por Cable y Diario para señalar que “quiero hacer una aclaración: en todo momento quise seguir jugando el partido. El doctor Calvo me decía que tenía el ojo muy mal y me mostraba cosas que sinceramente no podía ver. Me dolió mucho que se dijeran cosas que están totalmente fuera de lugar y alejadas de la realidad. Había esperado ansiosamente el momento de atajar en Unión y justo se me daba en un clásico. Me dio mucha bronca y tristeza lo que me pasó y la verdad es que la pasé muy mal en todo aspecto. Para colmo, me llegaron estas mentiras que me duelen y me hacen mal”, dijo el arquero rojiblanco, de 24 años y surgido de las inferiores rojiblancas y que tuvo un paso destacado por Ramón Santamarina de Tandil durante dos años.

“Pude haber perdido un ojo”, fue otra de las frases contundentes que tiró Papaleo durante la charla, en el programa que se emite los lunes a las 19. “Cuando vino el centro de Alan Ruiz, salí a buscar la pelota y alcancé a chocar con uno de los defensores, eso hizo que perdiera una pelota que confiaba en tomarla con seguridad, porque nunca pensé en pegarle el puñetazo. Después me tiré a tapar el remate y la pelota me dio de lleno y se me hinchó enseguida. Quiero decirles a todos que me moría por seguir jugando y que me dio mucha bronca el hecho de haber salido”.

También contó de qué manera se enteró de que iba a atajar. “Apenas terminó el partido con San Lorenzo, se acercó Leo Madelón y me dijo que estuviera atento en la semana porque se vislumbraba la lesión de Nereo. En los días siguientes, la posibilidad iba creciendo y se terminó de confirmar el domingo a la mañana en la concentración de Casasol, cuando lo probaron a Nereo y se confirmó que no iba a atajar. Yo ya estaba totalmente preparado y el mismo Nereo me vino a hablar”, señaló el arquero, de 24 años, quien también repartió elogios hacia Marcos Peano. “Es un gran arquero y le deseo toda la suerte”, concluyó.

El tema de los arqueros fue el de la semana en Unión, porque no sólo hubo que esperar hasta el último día por Nereo y luego lo que ocurrió con Papaleo en pleno partido, sino que Marcos Peano debió atravesar por un proceso febril en los días previos al encuentro. Estuvo bien y mostró tranquilidad y seguridad a pesar de sus jóvenes 19 años, aún a pesar de lo difícil que es el ingreso de un arquero suplente y máxime en un partido de esta naturaleza.

Fuente: El Litoral.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Union