Connect with us

Interés General

Clases: Pediatras apoyan la presencialidad plena y recalcan el uso de barbijo

Clases: Pediatras apoyan la presencialidad plena y recalcan el uso de barbijo

Diecisiete meses después del inicio de la pandemia de coronavirus, los niños, niñas y adolescentes volverán a la presencialidad plena en las aulas de los niveles primario y secundario. El retorno a las aulas de los niveles primarios y secundarios tendrá lugar el lunes 31 de agosto, de la mano de la aplicación de protocolos tanto dentro como fuera de los espacios que compartan alumnos y maestros. En la provincia de Santa Fe el Ministerio de Educación confirmó que los establecimientos educativos podrán implementar una distancia óptima entre pupitres de un metro y medio. En caso de no poder cumplir con este parámetro, se podrá aplicar una distancia admisible de hasta 0,90 centímetros entre los bancos. En este último caso, se tendrán que fortalecer el resto de las medidas sanitarias contempladas en los protocolos de cuidado: el uso permanente de barbijos, el lavado de manos, los formatos de clases que permitan ventilar con frecuencia el espacio que se comparte, el control de ingresos y salidas, la sintomatología y el monitoreo.

Desde la Sociedad Argentina de Pediatría no dudaron en calificar las pautas anunciadas por la cartera de salud como “medidas positivas y seguras”. “En lo que más hacemos hincapié aparte del distanciamiento, es en el uso correcto del barbijo”, destacó la pediatra Nora Racigh, directora de la Región Litoral de la SAP, al mismo tiempo que valoró la importancia de la educación para un correcto manejo de la herramienta sanitaria. Al respecto aconsejó utilizar barbijo tricapa o quirúrgico, los cuales deben ser colocados fijos a la nariz y a la boca. “Son seguros y cómodos para los niños, ese es el punto fundamental”, agregó la especialista que reiteró que el aspecto central se centra en la protección. La ventilación cruzada es uno de los conceptos sobre los que la titular de SAP despejó las dudas. Esta acción implica una apertura de cinco centímetros de puertas y ventanas opuestas en las aulas, esto no deshabilita el uso de la calefacción que puede utilizarse sin inconvenientes.

Racigh sostuvo que en el caso de que se cumplan los requerimientos de distancia, el correcto uso del barbijo, se lleve adelante sanitización adecuada de los espacios y se aplique la higiene de manos, los niños van a estar seguros. “Van a usar los métodos que emplea el personal de salud cuando atienden a sus pacientes.— destacó la pediatra— Los niños deben volver al colegio”. Una de las medidas que se planteó para la vuelta a las aulas es el uso de medidores oxigeno en los ambientes. “Es una medida más y es útil también, en este caso sería para ver cuánto hay de oxígeno o monóxido en un ambiente. Pero tampoco debemos enloquecernos, ni salir a buscar estos dispositivos, hay cosas que son de sentido común”, sostuvo la profesional que reiteró que lo esencial es la correcta aplicación de los hábitos sanitarios básicos.

El aislamiento y la falta de continuidad en la rutina escolar generaron consecuencias tanto en la salud física como psíquica de los más chicos, los profesionales observaron a lo largo de este período cuadros de vómitos, sobrepeso, mareos y trastornos del sueño. “Los niños tienen un trastorno de ansiedad que después de un año y medio no cuentan con la capacidad para soportar más lecciones desde el punto de vista físico y psíquico a consecuencia del aislamiento que están teniendo en sí”, explicó la titular de la filial Litoral de SAP. La pandemia dejó al descubierto las falencias del sistema y agravó la brecha que ya existía entre aquellos alumnos niños que pudieron tener la contención y ayuda de sus padres o maestras particulares y los que no.

Otro de los factores por los que la entidad respalda la vuelta al aula es la baja tasa de contagios que se observó entre los niños, niñas y adolescentes. Un estudio que involucró a 20 mil chicos en período de clases normal, demostró que el nivel de contagios fue de 0,07%. Los resultados del trabajo fueron el puntapié inicial para que los profesionales de la región insistieran en el retorno a las aulas. “Máxime en este momento que nos están ayudando los indicadores sanitarios actuales, la temperatura ambiental, no dejemos pasar este momento”, sostuvo Racigh.

Fuente: Aire de Santa Fe

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Interés General