Connect with us

Interés General

Admiten la imposibilidad de prevenir los focos de incendio sobre la Autopista

Admiten la imposibilidad de prevenir los focos de incendio sobre la Autopista

Desde el organismo de Seguridad Vial de la provincia admitieron la imposibilidad de prevenir los focos ígneos a lo largo de la trazas que conecta Rosario con Santa Fe, como también, sobre la dificultad de cortar el tránsito ante cada foco de incendio detectado.  Las autoridades apuntaron sobre la compleja tarea de prevenir los inicios de fuegos, cuyas consecuencias sobre la visibilidad son mayores a los días de niebla. “Esos problemas se dan en sectores muy parcializados. No se puede cerrar la autopista por cada incendio. Cuando hay niebla sí, porque es un fenómeno que se monitorea. Pero lo del humo es totalmente distinto. Son focos en tramos muy pequeños y es imposible de prevenir”, sostuvo el titular de la Agencia de Seguridad Vial de Santa Fe, Osvaldo Aymo.

EL jueves por la tarde, una mujer al volante de una Volkswagen Suran, con su hija de 7 meses en el asiento posterior, cruzó de carril a la altura de San Lorenzo y embistió de frente a una camioneta Toyota Hilux. La mujer y la beba murieron en el acto. Sobre este hecho, Aymo ratificó lo que indicarían los primeros peritajes: la causa del accidente no fue el humo que redujera la visibilidad sobre el asfalto. “En ese momento no había humo, lo certifican las cámaras de seguridad, pero sí había otros focos ígneos en otros puntos”, dijo.

Aymo remarcó que la Policía de Seguridad Vial actúa una vez que se produjo un siniestro para implementar desvíos que aseguren el tránsito, pero no tiene responsabilidad en investigar incendios. No es su tarea. “A pesar de todas las cámaras que tiene la autopista, los responsables de los incendios pasan desapercibidos. Las cámaras siguen el tránsito, no de las personas. Nos preocupan también las cavas abiertas por los municipios, los basurales a cielo abierto, que suelen incendiarse y hacemos otro tipo de control. Pero si una persona prende fuego en los pastos secos al lado de la autopista es prácticamente imposible detectarlos a tiempo”, agregó.

El trabajo de los brigadistas en Santo Tomé

Desde la Secretaría de Protección Civil de Santa Fe reconocieron días atrás que es “la peor época del año” de incendios, por lo que los operativos suman refuerzos constantemente para combatir los focos que son, en su gran mayoría, intencionales. Este viernes, los brigadistas trabajaron en incendios en zonas de bañados en Santo Tomé y Colastiné. Además, otro gran foco tuvo lugar más al sur, en Coronda. El informe del área de Operaciones de Protección Civil detalló este viernes que se registraron incendios al este de la región metropolitana de la ciudad de Santa Fe. Concretamente, en zonas de islas del Predelta e islas del río Paraná medio, afectando a vías fluviales, terrestres y localidades de la costa santafesina.

Los operativos comenzaron por la mañana y tuvo mayor énfasis desde el mediodía, cuando comenzaron los trabajos para sofocar un foco ígneo en Santo Tomé. Cerca de las 15, el incendio fue controlado y los brigadistas se abocaron a otro en la zona del Canal de Acceso y río Colastiné. Una hora más tarde se solicitó apoyo aéreo y personal de bomberos voluntarios del cuartel de Las Flores debido a la magnitud de la columna de humo y el gran foco ígneo en el monte bajo de los bañados de Colastiné Sur. En los diferentes incendios actuó también personal de Protección Civil y del Ministerio de Salud. Además se dispuso de embarcaciones, helicópteros y aviones hidrantes.

Los incendios lograron contenerse y “a diferencia de días anteriores, no se visualizaron gran cantidad de columnas de humo en la región este de la ciudad de Santa Fe”, destacó el informe, “pero sí se encuentra un foco de magnitud frente a la localidad de Coronda”, agregó. Las tareas finalizaron a las 19 del viernes en el área metropolitana de la ciudad, mientras que unos 20 combatientes de la Brigada Forestal de las regionales 3 y 4 de bomberos voluntarios continuaron las operaciones en el foco de Coronda, al que podrían sumarse este sábado los brigadistas que trabajaron en inmediaciones de la capital provincial.

Las más de 30 personas abocadas a las tareas de control del fuego que todos los días planifican y recorren las zonas de islas, lugar mayormente afectado, saben que transitan semanas de mucha intensidad y demanda. Las previsiones a corto plazo no son buenas a partir de la bajante histórica de los ríos y la falta de precipitaciones. “La situación es muy cambiante. Apagamos fuego donde debería haber agua. En algunos lugares hay barro, tierra, pastizales o el fondo del río mismo que es material seco y se quema fácilmente”, explicó a Aire Digital Francisco Díaz a cargo del Sistema Provincial de Manejo de Fuego.

Fuente: Sin Mordaza / Aire de Santa Fe

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Interés General