Seguinos !

Concejo Municipal

Proponen la creación de una “tarifa laboral” para el transporte interurbano

Proponen la creación de una “tarifa laboral” para el transporte interurbano

Como ocurrió el año pasado, el edil justicialista Roberto Schmidhalter está solicitando en el Concejo Municipal de Santo Tomé que se contemple una tarifa especial o diferencial para el boleto interurbano. Es decir, el que se abona para viajar entre las ciudades de Santo Tomé y Santa Fe. En función de ello, el ex intendente santotomesino elevó un nuevo proyecto de comunicación (similar a uno que presentó en 2018), en el que le requiere al Ejecutivo local que gestione ante la Secretaría de Transporte provincial la existencia del concepto “laboral” en la tarifa que la firma Continental TPA cobra para cubrir el servicio entre ambas localidades.

“Tras haber perdido estado parlamentario la propuesta que pusimos a consideración del Concejo el año pasado, la que no tuvo tratamiento legislativo en las comisiones internas del Cuerpo, resultó indispensable reincidir con este tema, porque el agravamiento de la situación social de la ciudadanía exige respuestas efectivas en pos de su protección”, explicó Schmidhalter a este medio. Según el edil, el proceso inflacionario que sufre la economía argentina —profundizado en lo que va de 2019—, posiciona al usuario en un lugar difícil en cuanto a su poder adquisitivo real, ya que mientras que en junio de 2018 el costo del boleto interurbano era de $ 16,82, en la actualidad ya alcanza a $ 39,96: esto es, un 140% más caro.

En este contexto, la idea que impulsa Schmidhalter es que el precio de ese boleto no se establezca o fije como tarifa “plana” (sin ninguna clase de descuento o consideración especial), sino en virtud de la aplicación de un concepto diferencial, como ocurre con los escolares, docentes y jubilados, por ejemplo. En este caso sería el de “tarifa laboral”, ya que la mayoría de los usuarios utilizan este servicio para ir a trabajar. Muchos de ellos, además, lo tienen que abonar hasta cuatro veces por día, tal es el caso de quienes están obligados a cumplir con horario de comercio desdoblado, es decir de mañana y de tarde. Es evidente, entonces, que el transporte público de pasajeros es una de las actividades que mayor incidencia tiene en su costo y calidad de vida.

Hasta $ 160 por día

Teniendo en cuenta que el ticket interurbano actualmente tiene un costo de casi $ 40, hay personas que deben desembolsar hasta $ 160 diarios. Y este último es un punto neurálgico para Schmidhalter. Por eso mismo, en su diálogo con El Litoral, aclaró que la necesidad de tratar su nueva propuesta, al igual que la de 2018, está motivada por los numerosos reclamos de los vecinos de Santo Tomé que utilizan todos los días el servicio de colectivos que une esta localidad con Santa Fe. Pero también el valor del boleto local (urbano) es proporcionalmente alto, ya que cuesta $ 33,25, contra $ 28,90 de su equivalente en la capital provincial. “Si hace un año considerábamos muy importante que se trate este tema, imagínese en estos momentos”, resaltó el edil, sin dejar de mencionar que “los empleados de comercio, al abonar cuatro boletos, pierden gran parte de sus retraídos salarios en gastos de traslado”.

La realidad cotidiana, dijo Schmidhalter, “es la que nos permite observar que esos vecinos que aún tienen un empleo y deben trasladarse a Santa Fe en horarios no corridos, se vean complicados en sus finanzas seriamente”. En los argumentos de su propuesta (derivada por ahora a estudio de comisión), el concejal insiste en que los ingresos de los vecinos usuarios, que por dos períodos consecutivos perdieron terreno contra la inflación (a lo que se suma las bajas paritarias), “terminan resignando el escaso poder adquisitivo que les queda ante el aumento desproporcionado del boleto”. “Es nuestro deber moral e ideológico defender los derechos de los trabajadores, e intentar frenar estos embates contra sus ingresos, como así también garantizarles el derecho a un transporte público de calidad, que los traslade a su lugar de trabajo con el menor costo posible”, enfatizó después.

“La situación económica del país está totalmente complicada para muchos de los sectores de la sociedad, en especial para los de menores ingresos y los que dependen de un sueldo, porque en su mayoría se ven perjudicados por la gran devaluación e inflación imperantes, lo que se traduce en la pérdida del poder adquisitivo”, prosiguió con su análisis. “Llegar a fin de mes es toda una aventura y mala experiencia”, redondeó el legislador.

“Se perdió la potestad de regular”

Sobre el proyecto que impulsa la necesidad de contemplar el concepto de “tarifa laboral” para el boleto interurbano Santo Tomé-Santa Fe, desde el bloque que lidera el edil Roberto Schmidhalter aclaran que, en cuanto a su puesta en práctica, se trata de una iniciativa abierta a toda clase de alternativas. Se le está solicitando al municipio que gestione ante las autoridades provinciales la posibilidad de poner a resguardo el alicaído poder adquisitivo de los vecinos usuarios, que gastan hasta $ 160 diarios para ir a su lugar de trabajo. Pero ni el Concejo ni la Municipalidad tienen la potestad de ejercer alguna determinación que altere o modifique el precio del transporte público de pasajeros en esta jurisdicción

Dicha potestad está sujeta actualmente a la voluntad de las partes que entienden en la misma, el Estado provincial (a través de la Secretaría de Transporte) y las empresas consesionarias, en este caso en particular Continental TPA. “Años atrás nuestra ciudad tenía el poder de policía en el transporte público local, pero desde hace unos cuantos años se perdió esa potestad, que pasó a ser jurisdicción de la Provincia”, manifestó Schmidhalter. Sería fundamental, dijo, “restituir el orden y la propiedad de regular, controlar y sancionar la prestación de dicho servicio público esencial”.

Fuente: El Litoral.

Click para comentar
comentarios
Advertisement
Advertisement

Mas notas de Concejo Municipal