Connect with us

Interés General

Los vecinos de barrio ATE reclaman obras y seguridad

Los vecinos de barrio ATE reclaman obras y seguridad

Desde hace tiempo el barrio de ATE en Santo Tomé tiene problemas con el estado de las calles y la seguridad. Dos temas que afectan a la vida diaria de quienes habitan en el lugar. Estos problemas cada vez se agravan más, sobre todo en lo que respecta a la inseguridad.

En febrero este medio le había realizado una nota a los vecinos para visibilizar las distintas problemáticas. A casi ocho meses, la situación no ha cambiado. Nadie ha actuado para intentar solucionar los inconvenientes. Es por eso que nuevamente, quienes viven en el lugar, piden una respuesta.

El barrio cuenta con tres manzanas de frente por cuatro de profundidad, tiene como límites las calles Av. Riccheri (al norte), Chapeaurouge (al sur), Pasaje Reconquista (al este) y Pasaje Pedro Ferré (al oeste). En la actualidad hay unas 100 casas habitadas y otras listas para ser entregadas. Se prevé que la zona cuente con más de 300 unidades habitacionales.

Aire irrespirable

El barrio vive cubierto de una densa nube de polvo que ahoga. “Es impresionante la polvareda que hay todo el día. Por la calle Riccheri pasan autos y camiones desde la primera hora del día”, contó Guillermo Ascona, vecino del lugar.

“Somos conscientes de que es imposible que hagan la Avenida a corto plazo, pero sí necesitamos que haya mantenimiento y riego de las calles. El camión pasa una vez a las 10 de la mañana, eso no alcanza, a los 10 minutos ya esta todo seco otra vez”, remarcó Ascona

En Avenida Riccheri el municipio hizo un mejorado, pero va desde Pasaje Reconquista hasta Candioti. Los vecinos de barrio ATE, sienten que discriminan el loteo, porque desde el Pasaje hacia el oeste no se hizo nada.

Entraderas y arrebatos

El tema de la inseguridad es un problema que va en aumento. Los vecinos son víctimas de entraderas y arrebatos. Aunque está la seccional 16 en Chapeaurouge y Córdoba, los malvivientes siguen “trabajando” por la zona.

Desde el gremio de ATE, debieron contratar seguridad privada para que custodie los materiales de construcción que eran blanco de los delincuentes. El vecino dijo que esa seguridad los protege a ellos también, pero se pregunta ¿qué va a pasar cuando ya no estén?

Transporte público

“La calle Hipólito Irigoyen atraviesa todo el barrio Zazpe, pero desde calle La Rioja hacia Ricchieri está totalmente destruida y es por eso que el colectivo ha dejado de pasar por ahí”, contó el vecino,

El recorrido que hace en estos momentos el transporte público es: toma calle Hipólito Irigoyen hasta Avenida Richieri y ahí dobla hacia Candioti. “Esto implica que todos los que viven hacia el oeste deban caminar entre 6 y 7 cuadras para llegar a la parada”, dijo Ascona

Fuente: El Litoral

More in Interés General