Seguinos !

Interés General

En Santo Tomé, el Salado va camino a una bajante significativa

En Santo Tomé, el Salado va camino a una bajante significativa

En la costanera de Santo Tomé, el río Salado midió 1,24 metros este martes y circula con un caudal de entre 60 y 70 metros cúbicos por segundo debajo del puente de la ruta 70, cerca de Recreo, cuando la media es más del doble: entre 150 y 170 metros cúbicos por segundo. Algunos de estos datos se pueden leer en ek informe que acaba de publicar la Secretaría de Recursos Hídricos de Santa Fe, en el que se pronostica que el río Salado va camino a niveles de sequía muy importantes porque no se pronostican lluvias extraordinarias -el fenómeno de El Niño está en fase neutra- y en la cuenca del Paraná también hay bajante.

En la inundación de abril de 2003 -la más importante desde que hay mediciones del río- en este lugar el río fluía con un caudal de 4.000 metros cúbicos por segundo. Es 60 veces más agua que la que pasa ahora, con entre 60 y 70 metros cúbicos por segundo. Esta histórica crecida del Salado le dejó a la provincia una herramienta valiosa para seguir de cerca las crecidas y bajantes del río: la red de alerta hidrológico. Son estaciones telemétricas que están en distintos puntos de la cuenca y que transmiten en forma automática -según con la frecuencia que se las programe- los datos del río a la Secretaría de Recursos Hídricos de la provincia. Pero ahora los datos se toman “a mano”.

Desde hace más de un año, el sistema funciona mal y en el tramo final del gobierno socialista la red prácticamente se desmanteló y pasaban largas semanas sin datos de las alturas del río. Se cansó de decirlo Pablo Lucero, el especialista en clima de Aire de Santa Fe, al informar las alturas de los ríos en la provincia. En realidad, en febrero de 2019, lo había adelantado el personal de la Secretaría de Recursos Hídricos en un comunicado a los usuarios de la red. Lo que sucedió es que la gestión de José Garibay -exministro de Infraestructura- decidió no renovar el contrato con la empresa Evarsa, la que se encargaba de gestionar el sistema hidrológico, y dispuso que el monitoreo de la red quede a cargo de la Dirección de Servicios Técnicos Específicos de la Secretaría de Recursos Hídricos. Los empleados de esa dirección le plantearon al entonces ministro que para cumplir ese rol necesitaban ampliar el espacio físico, sumar personal especializado y adquirir equipamiento. Y también le dijeron que dado que no se habían concretado esos avances podrían ocurrir fallas en el sistema por la falta de mantenimiento y la obsolescencia tecnológica.

“Se verá resentida en forma notable la toma de datos hidrológicos para pronósticos y prevención hídrica en las cuencas de la provincia de Santa Fe”, avisaron en ese comunicado. Fue una profecía autocumplida porque la red funcionó con desprolijidad y datos discontinuos durante todo el año. En ese momento, desde el entorno de Garibay, siempre defendían la posición de que se podía reorganizar la dirección para hacerse cargo de operar y gestionar la red de alerta del Salado. Más allá de quien tenga razón, lo concreto es que en diciembre las nuevas autoridades asumieron con la red desmantelada. Por eso coordinaron con los municipios de las ciudades que están en la cuenca para que tomen mediciones manuales en los hidrómetros del Salado (está “sincerado” en el primer informe que se publica aquí, cuando se precisa qué municipio tomó cada dato).

Roberto Gioria, el actual secretario de Recursos Hídricos de Santa Fe, le confirmó a Aire Digital que ya están los pliegos listos para ampliar el contrato y volver a poner en funcionamiento la red de alerta, aunque sea en su funcionalidad más básica. “Se está negociando con la empresa que hacía las mediciones y también se analizó y preparó el proyecto para actualizar tecnológicamente el sistema, que es lo que se necesita. Lógicamente el contexto de la pandemia no ayuda en lo económico pero está claro que hay que restablecer el funcionamiento de la red”, reconoció Gioria. El funcionario adelantó que será necesaria una inversión importante para recuperar un sistema de alerta que es importante cuando el Salado baja y crítico cuando hay creciente para proyectar el impacto en las ciudades de la cuenca.

Fuente: Aire de Santa Fe

Click para comentar
comentarios

Mas notas de Interés General

Continue in browser
To install tap Add to Home Screen
Add to Home Screen
To install tap
and choose
Add to Home Screen
Continue in browser
To install tap
and choose
Add to Home Screen
Continue in browser
Continue in browser
To install tap
and choose
Add to Home Screen