Seguinos !

Deportes

El plantel de Independiente sigue entrenando esperando el reinicio de la Liga

El plantel de Independiente sigue entrenando esperando el reinicio de la Liga

Independiente de Santo Tomé, después de varias temporadas de contar con Alcides Batata Merlo, sumó a Mario Pigliacampo, como entrenador de la primera que participa en los campeonatos de la Liga Santafesina. La entidad que tiene como presidente al histórico Lito Brignone, y que acaba de cumplir 76 años, apuesta un entrenador que se formó en dicha función en la casa. Como jugador tiene un amplio curriculum, ya que pasó por Pucará, hizo inferiores en Colón, jugó en Ciclón Racing, donde salió campeón con Chiche Calvet, se fue a jugar a Bolivia, regresó a Paraná Campaña, además de la Liga Rafaelina y la Paranaense.

Como técnico arrancó dirigiendo en Independiente de Santo Tomé, en la categoría señor, la cual no existía, por lo que tuvo que ponerse a organizarla y lograron salir campeones en 2018. En el 2019 trabajó en quinta, y esperó el momento para llegar a primera. Este año se le dio la posibilidad de entrenar la primera, se sintió más preparado, y se podría decir que a nivel técnico es un entrenador de la casa.

“Acá en Independiente el tema de la cuarentena la pasamos como la mayoría de los clubes, con la incertidumbre siempre de que haya una fecha tentativa de vuelta para entrenar, obviamente al ir creciendo la cantidad de casos, se fue limitando la actividad no solamente en el fútbol, sino que a nivel general. Eso imposibilitó que se pueda volver a practicar con normalidad, o con la que uno espera poder volver a trabajar” comenzó señalando Mario Pigliacampo a UNO Santa Fe.

El director técnico de Independiente de Santo Tomé comentó que “a partir de que ahora se han habilitado las actividades, nosotros aprovechamos para tener este tiempo de adaptación para una posible fecha tentativa de realización de la pretemporada y también saber cuándo se puede llegar a tener una competencia oficial que es lo que a nosotros nos va a dar un parámetro de como poder seguir trabajando”.

“Durante la cuarentena más estricta nosotros el cuerpo técnico como el profe y el ayudante de campo estuvimos siempre al tanto de la situación de cada uno de los jugadores. Se iba mandando una planificación semanal, con un trabajo que podían hacer en sus casas, obviamente entendiendo la situación de cada uno, por razones de espacio y de situaciones personales, imposible de seguirlo al pie de la letra. Encontramos una buena predisposición de los chicos para la contracción al trabajo, no solamente al aspecto futbolístico sino al humano, porque lo que uno pudo hacer o acercar siempre estuvo a disposición de los chicos”, consideró el entrenador Mario Pigliacampo, que reemplazó a Alcides Merlo.

En relación a como tomaron los jugadores la vuelta a los entrenamientos sostuvo que “sinceramente me he encontrado con un grupo muy predispuesto al trabajo, estamos entrenando con un promedio de 25 o 30 chicos, obviamente que eso puede ir variando porque se toma como un período de adaptación, teniendo en cuenta que no está la competencia encima, se hace más laxo, entonces lo que uno hace, es proponer diferentes actividades que en época normal de competencia no se puede, o probamos un sistema nuevo de juego, o incorporar cosas que en pretemporada no se han podido tocar. Lo trabajamos desde ese lado, pero lo importante es que los chicos tienen muy buena predisposición”.

El responsable técnico del conjunto rojo de Santo Tomé, Mario Pigliacampo, contó que “las prácticas las hacemos siempre teniendo en cuenta la cuestión protocolar, lo que te exigen del distanciamiento, nos permite hacer trabajos tácticos, donde se puede hacer circulación de pelota, circuito de pases, movimiento de cobertura defensiva, transición ofensiva, eso es lo que se busca hacer ahora, e incorporárselo a los jugadores, hasta los chicos de inferiores, porque después cuando suben al plantel superior no tienen tanto tiempo para trabajarlo”.

Mario Pigliacampo se refirió a cómo puede afectar el parate de casi siete meses que hubo, y explicó que “calculo que al igual que al jugador de fútbol profesional o de elite, hoy podemos observar que hay muchas lesiones, está el tema de los cinco cambios, creo que va a pasar a tener un papel preponderante el tema de las lesiones, y eso hace que uno tenga que trabajar con muchos chicos de inferiores para ir adaptándolo rápido para lo que le puede llegar a tocar. Les dije a los chicos, que estén preparados, porque el que mejor esté va a ser el que juegue. No solamente acá en Independiente, sino que es algo que se va a observar a nivel general. Hace casi un mes que estamos entrenando, el club no va a parar, no hay vacaciones. Se paran para las dos fiestas y nada más. Por eso uno aprovecha al máximo todo este tiempo y todo lo que pueda surgir lo vamos a implementar”.

El DT de Independiente de Santo Tomé, Mario Pigliacampo, describió que “este es el quinto año que estoy acá y siempre he notado un progreso importante, no solamente en lo edilicio y en la infraestructura, a nivel estructural, de divisiones juveniles para arriba. Siempre he visto progreso, la atención que se dispensa en relación a materiales, a nivel de jugadores, de la parte estructural de trabajar con profes recibidos, lo cual los resultados se van a observar a largo plazo. Uno tiene que reconocer todo lo que nos bridan, y por eso puntualizo en que los chicos vean, que no en todos los clubes tienen esta posibilidad de tener una pelota para entrenar, una colchoneta para cada uno, el espacio físico, agua caliente y fría, y mucha gente que trabaja desde atrás para beneficio de los chicos”.

Fuente: UNO Santa Fe

Click para comentar
comentarios

Mas notas de Deportes