Connect with us

Interés General

El crudo relato de Fabián Palo Oliver, en plena recuperación del Covid-19

El crudo relato de Fabián Palo Oliver, en plena recuperación del Covid-19

El diputado provincial por la UCR, Fabián Palo Oliver, relató cómo transitó el Covid y describió lo dura que fue la enfermedad y los efectos que generó en su cuerpo. Luego de transitar 25 días internado en la terapia intensiva del hospital Cullen donde tuvo que ser asistido con respiración mecánica y donde se le practicó una traqueotomía como parte del tratamiento para salvarle la vida, el exintendente de Santo Tomé tuvo que iniciar su recuperación en un centro de rehabilitación en San Jerónimo Sud. Prácticamente se había quedado sin musculatura y había perdido 18 kilos.

“La pasé muy mal, sin poder hablar ni moverme. Tras salir, los primeros días sentí mucha angustia porque parecía un sobreviviente de un campo de concentración nazi: era piel y huesos; los biceps parecía que me los habían cortado de los brazos con un cuchillo y tenía los gemelos y pantorrillas de un hombre de más de 80 años”, dijo a La Capital el legislador que confiesa que se permitió putear y llorar tras estar “al borde de la muerte”. Antes de contagiarse, el diputado Oliver trabajaba entre 12 y 14 horas por día, hoy no se imagina ese futuro si bien dice que no abandonará la militancia, una actividad que realiza desde los 14 años. Cree que se contagió en Reconquista, adonde fue como integrante de la comisión de Seguimiento del caso Vicentin.

“Es que me cuidé mucho todo el año y a los seis días de estar allí con mucha gente, y tal vez tras cometer un descuido, empezaron los primeros síntomas: estuve 36 horas con más de 39 de fiebre, me interné en el Hospital Cullen, cuando se constató la neumonía bilateral pasé por distintas máscaras hasta que me intubaron y allí ya no me acuerdo más”, comenta. “Pero cuando habían pasado 12 días con respirador y comprobaron que no toleraba que me lo sacaran le comunicaron a mi pareja que me harían una traqueotomía”, agrega.

Los primeros síntomas los tuvo el 9 de marzo, el 31 de ese mes le hicieron la incisión en el cuello que le sacaron recién al mes, el 6 de abril ingresó al centro de rehabilitación Aprepa y estima salir el próximo 28. Tiene olvidos, pero a estas fechas casi se las grabó en la piel. “A los 17 días de rehabilitación empecé a caminar. A este lugar vienen personas traumatizadas por accidentes de tránsito. Pero se readaptó al Covid y ahora el 35 por ciento de los 70 pacientes que hay somos posCovid, en su mayoría varones y menores de 60 años. Nos dicen que desde enero quienes llegan de las UTI tienen cuadros más severos, como el mío. Acá hay un equipo interdisciplinario de médicos, fonoaudiólogos, kinesiólogos, psicólogos, todos nos ayudan a aprender todo de nuevo”.

Fuente: UNO Santa Fe

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Interés General