Connect with us

Colon

Colón sufrió hasta el final para terminar festejando en el Brigadier

Colón sufrió hasta el final para terminar festejando en el Brigadier

Colón le ganó 1-0 a Central Córdoba de Santiago del Estero por el Torneo de la Liga Profesional y cortó la sequía de cinco fechas sin victorias. Rodrigo Aliendro, con un remate lejano, anotó el gol en la primera parte. Para este encuentro, Eduardo Domínguez dispuso una estrategia similar a la que sostiene desde el comienzo del Torneo de la Liga Profesional, es decir, la de jugar pensando en el arco rival.

Con Central Córdoba bien parado en su mitad de campo, el Sabalero jugaba al borde de la cornisa constantemente. Cada pérdida era un dolor de cabeza. Obligaba a tener que retroceder a toda velocidad para tener superioridad numérica y tapar los espacios que podía atacar el visitante. Además, en los primeros minutos, el Sabalero no se mostró fino con la pelota y le costó comenzar a asociarse.

Colón intentaba, presionaba, avanzaba, pero chocaba una y otra vez con el fondo del Ferroviario que estaba bien plantado en cancha. Muchas veces, la buena cobertura de los espacios del equipo de Sergio Rondina obligó al Sabalero a tener que jugar hacia atrás, lo que reiniciaba el juego del local todo el tiempo. Lo importante en este tramo del juego para los de Domínguez era que tenía la pelota, dominaba, al menos, esa faceta de juego.

Si bien el Rojinegro presentó una leve mejoría con respecto a lo que mostró frente a Arsenal, todavía no era suficiente para generar ocasiones de gol. El ímpetu y las ganas no eran suficientes para penetrar el embudo defensivo del equipo visitante. A pesar de esta gran falencia que arrastra Colón desde la partida del Pulga Rodríguez, Rodrigo Aliendro quebraría el cero en el marcador con un remate raso desde media distancia que sorprendió a César Rigamonti y puso el 1-0 parcial. El tanto, más allá de ser inesperado, podía ser una inyección anímica importante para ponerle fin a la racha de cinco partidos sin triunfos con las que llegaron los de Domínguez a este partido.

El complemento

Envalentonados con el resultado parcial, Colón salió al segundo tiempo dispuesto a llevarse por delante al rival. Con el equipo totalmente volcado al ataque, el Sabalero encerró al Ferroviario en la periferia de su área y comenzó a jugar de una banda a la otra para generar espacios. En los primero minutos del segundo tiempo, el local fue dominador absoluto del partido. Aunque no había que perder de vista que la diferencia entre los equipos era de un solo gol. Luego de algunas interrupciones en el juego, el visitante ganó protagonismo e invirtió los roles en el partido. Los de Rondina redujeron a Colón a su mínima expresión y comenzaron a jugar cerca del área de Leonardo Burián.

Con centros desde los costados o de pelota parada, el equipo santiagueño comenzó a llevar peligro con mayor frecuencia al arco sabalero, lo que puso una gran incógnita respecto del resultado al final del encuentro. Las intervenciones del Cachorro Burián serían vitales para mantener a Colón con ventaja y esperar a que la efervescencia de los ataques del visitante disminuya. El Sabalero, cerca del final del partido, tendría una chance para cerrar el resultado a su favor a través de una gran jugada personal de Christian Bernardi que se creó un espacio, se sacó a su marcador de encima, pero falló en la definición cuando Rigamonti se disponía a achicar espacios. El cordobés no lo podía creer y todo seguía 1-0.

Finalmente fue triunfo por la mínima para un equipo sabalero al que no le sobró nada, pero que esta victoria lo ayudará para trabajar con tranquilidad en la semana, potenciar todo lo bueno hecho este domingo y corregir los puntos débiles para intentar sostener estos resultados. El próximo desafío para Colón será visitar a Boca en La Bombonera, un equipo que levantó su producción desde que Sebastián Battaglia se hizo cargo del equipo y llega inspirada luego de ganar en Tucumán, frente a Atlético.

Fuente: Aire de Santa Fe

More in Colon