Seguinos

Interés General

¿Qué va a pasar con la circulación por el Puente Carretero mientras se hagan las reparaciones?

¿Qué va a pasar con la circulación por el Puente Carretero mientras se hagan las reparaciones?

Durante los últimos días comenzó a instalarse el obrador sobre la cabecera del lado de la ciudad de Santa Fe para que la empresa que ejecutará las reparaciones en el Puente Carretero pueda establecerse en el lugar durante los meses que demandará la obra. El pasado viernes llegaron los primeros fragmentos de escaleras y andamios, que fueron montados y probados en el sector más deprimido del viaducto (a la altura del puente Bailey), acto seguido se colocaron en la zona del obrador para aguardar el arribo del resto de los elementos. El Litoral consultó fuentes de Vialidad Nacional para conocer los detalles de cómo continuará el orden de los trabajos.

“La semana que viene continuará el traslado de los primeros andamios que luego se montarán debajo del puente, colgados de la estructura. Se incluirán dos sectores simultáneos, uno el del tablero afectado en sus apoyos donde está el puente metálico de emergencia y otro en uno de los tres puntos del puente previstos de intervenir de manera preventiva y que no se encuentran dañados”, informaron. Sobre el ritmo que tendrá la obra, desde Vialidad comentaron que “el volumen de trabajos en la zona del puente irá creciendo, mientras la empresa contratista ubicada en Rosario continúa en su sede con la conformación de las estructuras metálicas de andamios y soportes, además de los encofrados de las ménsulas que se hormigonarán en su lugar de colocación”.

Qué va a pasar con el Bailey

Hace más de un mes funciona el puente Bailey sobre el Carretero, el dispositivo de emergencia por el que transitan de forma alternada colectivos del servicio interurbano, minibuses, transporte escolar, taxis y remises, servicios de traslado de personas con discapacidad, unidades de emergencias, de seguridad, y por último se le habilitó el paso a vehículos particulares asignados al transporte de personas con capacidades diferentes.

Al consultar sobre qué va a pasar con el Bailey durante el tiempo que demande la reparación, desde el organismo nacional mencionaron que “la premisa de Vialidad Nacional es retirar el puente Bailey una vez recuperado el tablero descendido. Estos trabajos formarán parte de la primera etapa de obras. Se estima que esta etapa demandaría unos dos meses para retirar el puente de emergencia”.

Una de las consultas más repetidas por parte de los vecinos de Santo Tomé y Santa Fe, que otrora cruzaban a diario por el viaducto y ahora deben desviarse y recorrer varios kilómetros más para poder unir ambas localidades, es cuándo van a poder volver a circular sobre el Carretero.

Sobre esta duda, las fuentes consultadas indicaron que “la intención de Vialidad Nacional es restituir la transitabilidad del puente, pero se evaluará su conveniencia en función del desarrollo de los trabajos en los otros tres apoyos no afectados una vez que se repare el tablero descendido y se retire el puente Bailey”. En este sentido, lo único cierto es que por al menos dos meses la circulación por el viaducto será similar a la actual.

Detalles de los trabajos

El trabajo en cada zona se va a realizar mediante la instalación de andamios que irán colgados de las vigas y laterales del puente. Es decir que no tienen apoyo sobre el lecho del río ni en el bañado. En los puntos dañados se colocarán ménsulas similares a las que se colocaron en la década del ‘70, cuando se hizo otra reparación. De esta manera, la obra comprende la colocación de las ménsulas suplementarias debajo de las vigas “Gerber”. Como obra complementaria en el apoyo afectado, una vez elevada la estructura del puente, se retirará el Bailey y se reconstruirá la junta “Thormack” dañada donde se habían colocado los chapones metálicos para reducir el impacto del paso del tránsito.

A su vez, se trabajará en otros tres puntos dañados en menor medida que se ubican en distintos tramos del puente, entre el Vado y la cabecera Santa Fe, pero más cerca de Santo Tomé. Son apoyos dañados detectados a través de los estudios que realizó Vialidad Nacional hace un tiempo atrás. Esta intervención en los otros tres puntos se realiza de manera preventiva para evitar futuros daños a los apoyos, como ocurrió con el tablero deprimido.

Fuente: El Litoral

Seguinos en Facebook

Mas en Interés General