Connect with us

Interés General

“Si hay mala fe del trabajador al no vacunarse, la empresa puede tomar medidas”

“Si hay mala fe del trabajador al no vacunarse, la empresa puede tomar medidas”

El presidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, encendió la mecha este miércoles al manifestar el planteo de que aquellos trabajadores fabriles que elijan no vacunarse contra el coronavirus dejen de cobrar su salario. Sus declaraciones generaron respuestas desde diversos sectores, y a ellos se sumó la voz del ministro de Trabajo de Santa Fe, Juan Manuel Pusineri, quien este jueves explicó la complejidad de la situación planteada y brindó algunas pautas a partir de las cuales pensar la resolución de este tipo de conflictos en cada empresa.

“La posición de la Provincia, en consonancia con lo que se viene señalando desde el Ministerio de Trabajo de la Nación es muy clara: al no ser obligatoria la vacunación, es muy difícil adoptar una decisión técnica general que pueda contemplar esta situación. Sin perjuicio de ello, en cada uno de los establecimientos habrá que resolver la cuestión en base a los principios que están en la Ley de Contratos de Trabajo: los artículos 62 y 63 establecen que las relaciones laborales se deben regir por el principio de buena fe y colaboración”, reflexionó el funcionario en diálogo con los medios presentes en la Casa Gris tras la presentación del programa Primer Empleo.

Siguiendo con su argumentación, Pusineri explicó que “en tanto y en cuanto exista un motivo justificado por el cual el trabajador no se haya vacunado pero ofrezca formas alternativas de teletrabajo para ejercer sus funciones sin perjudicar al resto, es una situación atendible. Ahora, si se verifica que hay una cuestión de mala fe en no vacunarse para no ir a trabajar, en tal caso el empleador tiene facultades para adoptar medidas, que están previstas en la Ley”, advirtió.

El ministro recordó que hay resoluciones nacionales que establecen que, tanto en el sector público como en el sector privado, pueden ser convocados a la presencialidad laboral aquellos trabajadores que pertenezcan a los grupos de riesgo pero ya hayan recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus. “Esto existe, está vigente y hay resoluciones nacional y dispositivos provinciales para llevarlo adelante, tanto en el ámbito público como en el ámbito privado”, aclaró. Ante la consulta de si la Provincia instrumentará algún mecanismo para exigir la vacunación de sus empleados, Pusineri lo descartó de plano: “Si la vacunación no es obligatoria a nivel nacional, mal podría el Estado provincial trabajar en una agenda de obligatoriedad de la vacuna para sus agentes”, concluyó.

Fuente: Aire de Santa Fe

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Interés General