Seguinos

gremiales

Los salarios públicos se actualizarán en junio en función de la inflación

Los salarios públicos se actualizarán en junio en función de la inflación

El gobierno de Omar Perotti anunció ayer que en los primeros días de junio, tras conocerse la variación de precios de mayo, aplicará la “cláusula de garantía” a los sueldos docentes y de trabajadores estatales.

El ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, ratificó que se cumplirán los acuerdos paritarios y que cualquier diferencia salarial sería ajustada automáticamente. Hasta el momento, los salarios habían aumentado un 32% (22% en marzo y 10% en mayo), pero con la inflación de abril (8,4%), el acumulado en el primer cuatrimestre también alcanzó el 32%. Por lo tanto, se deduce que, de operar la cláusula de garantía, el aumento en junio sería equivalente a la inflación de mayo. El próximo incremento estaba pactado para julio, con otro 8%, y se prevé la reapertura de las paritarias el 31 de julio.

Pusineri coincidió en que la “cláusula de garantía” es un respaldo para evitar que los salarios públicos pierdan poder adquisitivo. Recordó que el acuerdo paritario suscrito a principios de año con todos los gremios del Estado contemplaba un aumento del 40% hasta julio, con un 22% en marzo, un 10% en mayo y un 8% en julio. Explicó que en junio, una vez conocida la inflación de mayo y la acumulada en los cinco meses, se aplicaría la cláusula de garantía. Esto implicaría comparar el aumento pactado del 32% hasta mayo con la inflación del mismo período, y ajustar cualquier diferencia salarial. Así, en junio, se igualarían la inflación y los incrementos pactados, evitando cualquier pérdida salarial. Además, aún quedaba pendiente liquidar el aumento de julio, que correspondería al 8% y se percibiría en agosto. La cláusula de garantía se aplicaría una vez conocido el índice inflacionario de mayo.

El ministro de Trabajo reafirmó el compromiso del gobierno de Perotti de cumplir los acuerdos paritarios tal como fueron firmados, incluyendo la cláusula de garantía que se ajustaría en función del índice inflacionario. Todos los gremios habían aceptado el mismo aumento salarial y habían firmado dicha cláusula, que se aplicaría con los haberes de mayo y una vez conocida la inflación acumulada en ese período.

El mes pasado, el Indec confirmó que la inflación de abril fue del 8,4%, superando ampliamente las expectativas del gobierno nacional. La variación de precios acumulada en el primer cuatrimestre alcanzó el 32%, y en los últimos doce meses, llegó al 108,8%. El costo de vida en abril fue el más alto desde abril de 2002 (10,4%) y el mayor interanual desde 1991.

Ante otra consulta, Pusineri señaló que su cartera también monitoreaba la situación de los trabajadores del sector privado y mantenía diálogos constantes con sindicatos y empresarios de diversos sectores económicos. “Respecto de la construcción, hemos mantenido reuniones con representantes de la cámara empresarial y de los sindicatos de Santa Fe y de Rosario y en ambos escenarios buscamos el compromiso de preservar las fuentes de trabajo”.

En esa línea, el ministro destacó el intercambio constante que se mantiene con los contratistas y con los gremios: “En un momento de restricciones, la provincia no va a parar la obra pública que tiene en marcha. Lo que sí habrá es un diálogo con cada una de las empresas para reprogramar o adecuar los pagos. La obra pública va a seguir su curso, y en este marco de entendimiento es que estamos llevando adelante las mesas de diálogo para mantener el nivel de empleo en este rubro”, concluyó.

Seguinos en Facebook

Mas en gremiales