Seguinos !

Interés General

La realidad económica del municipio: “Solo llegamos a pagar salarios”

La realidad económica del municipio: “Solo llegamos a pagar salarios”

La pandemia por el coronavirus no sólo ha generado una situación sanitaria de enorme preocupación a nivel mundial, sino que sus consecuencias económicas repercutieron en cada rincón de las comunidades del planeta, tanto en el ámbito público como en el privado. En el plano de las administraciones municipales y comunales, en la provincia de Santa Fe se detectaron muy pocas que lograron pagar haberes y compromisos salariales en tiempo y forma, mientras que la gran mayoría padeció dolores de cabeza para cumplir. En el caso de Santo Tomé, los sueldos de marzo a pagar en abril se abonaron en dos partes, teniendo en cuenta que justamente fue el período de cuarentena total con las etapas de mayores restricciones económicas. En el mes en curso, los empleados municipales tuvieron sus activos acreditados este sábado 9, gracias a que la reducida actividad que se fue habilitando permitió que la “ruedita” comience a girar otra vez. Sin embargo, lo recaudado no posibilitó cumplir con los compromisos salariales del personal político.

Así lo confirmó a El Litoral la intendenta Daniela Qüesta, quien aseguró que a los inconvenientes financieros provocados por el Covid-19, se le sumaron los dos años de recesión que acarrea el país sobre sus espaldas. “Por la inflación se nos fue achicando el margen entre lo que ingresa y el gasto, los precios aumentaron mucho más que los recursos públicos y eso también tuvo sus consecuencias en la capacidad de dar respuestas a los vecinos”. Luego precisó que el primer trimestre del 2020 mostró signos positivos y los recursos parecían recuperarse, a partir de la moratoria provincial y plan municipal de pago por adelantado de la Tasa General de Inmuebles. “Esto había motivado comenzar con el programa de acción para mejorar y optimizar los servicios; pero después aparece esta pandemia y complicó todo, a punto tal de poder cumplir sólo con las obligaciones mínimas”, añadió la mandataria santotomesina.

Datos duros

Qüesta brindó algunos datos sobre los ingresos por Tasa General y la coparticipación recibida. “En cuanto a la TGI, de enero del año pasado al 2020, la recaudación interanual aumentó 63% y la inflación fue del 52%: es decir que estuvimos 10% arriba. En febrero la recaudación fue del 53% y en el mismo mes del año pasado fue de un 49%, o sea que seguimos en alza; pero en marzo la inflación fue del 49% y la recaudación aumentó un 38%, es decir que bajó, y en abril cayó un 10% más”, especificó la intendenta. Por coparticipación, “en ambas quincenas de marzo se reflejó una caída de casi el 20% de lo recibido en febrero, mientras que en la primera quincena de abril se recibió un 50% menos que en la primera de marzo. También en la primera quincena de marzo recibimos la mitad de lo que habíamos recibido en la primera de febrero, lo que significa menos recursos”, acotó. Si bien el Ejecutivo es optimista en que las cosas mejoren, sobre todo con las medidas anunciadas este viernes por el gobierno nacional, en paralelo confesó que todo va a llevar su proceso. “Hoy sólo llegamos a pagar salarios, abonar a los proveedores que facilitan los recursos mínimos e indispensables para funcionar y prestamos los servicios para el vecino, pero para que todo se normalice depende también de la economía general y hay personas que hace más de 40 días que no trabajan, por lo que seguramente habrá demoras para que todo retome su rumbo”, vaticinó Qüesta.

Orgullo por los “primeras líneas”

La titular del palacio municipal de Santo Tomé también expresó su “orgullo” por los empleados municipales que están trabajando en el frente de esta batalla contra el coronavirus. Y al vecino de Santo Tomé, le pidió paciencia. “Estamos en un proceso de recuperación; empezamos con un plan de acción a finales de febrero que nos permitió ver la satisfacción del ciudadano, y cuando estábamos poniendo la ciudad en el camino que queríamos surgió la pandemia, lo que derivó en que tengamos dos tercios del personal municipal en casa, por lo que el volumen de actividad en menor”, manifestó Qüesta. A pesar de todo, la intendenta está esperanzada en reponerse de este desafío como sociedad que impone el escenario de la pandemia mundial. “Seguramente saldremos adelante, pero mientras tanto hay que sostener el mensaje con el vecino de que se tiene que cuidar. Venimos muy bien, con más de 31 días sin casos de coronavirus, pero lo difícil será mantenerse así en la época crítica, que aún no llegó”, concluyó.

Fuente: El Litoral

Click para comentar
comentarios

Mas notas de Interés General