Connect with us

Interés General

Gremios docentes piden volver a la bimodalidad si no se respetan los protocolos

Gremios docentes piden volver a la bimodalidad si no se respetan los protocolos

Tras el regreso a las aulas de los alumnos en la provincia de Santa Fe , los docentes están intranquilos: temen por el riesgo de contagio de coronavirus si no se cumplen con los cuidados y advirtieron que esto pude ocurrir en muchas escuelas que no cuentan con la infraestructura necesaria. Por eso, controlan establecimientos y piden volver a la bimodalidad si no se respetan los controles.

“Si no están dadas las situaciones, que se mantenga la bimodalidad”, planteó la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso en contacto con El Tres. Este lunes, el sindicato realizaba un relevamiento en las escuelas pública para controlar que se respeten las recomendaciones sanitarias acordadas la semana pasada en el Consejo Federal de Educación: distanciamiento de al menos 90 centímetros y ventilación. Alesso señaló que hay escuelas que ya estructuralmente no pueden cumplir con esas pautas por sus dimensiones y características edilicias. “Hemos hecho mucho esfuerzo, hay que tratar que la escuela no sea un lugar de contagio”, dijo.

“Algunos lugares están en transición”

La infraestructura de las escuelas es una cuestión clave para el regreso a la presencialidad plena y la modalidad de clases presenciales depende de las condiciones edilicias con las que cuente cada institución. Es por esto que el regreso a la normalidad escolar no es ni será igual en toda la provincia. En las zonas con mayor concentración poblacional, por ejemplo el Gran Rosario y el Gran Santa Fe, se presentaron los mayores inconvenientes organizativos para regresar a la presencialidad completa desde este lunes. Incluso, en muchas de las instituciones aún no regresó y todavía trabajan en la distribución de espacios. Ejemplo de esto son las escuelas Normal Superior de Comercio Domingo Guzmán Silva y Almirante Brown de la capital provincial.

Nanci Alario, subsecretaria de Educación Primaria de Santa Fe, explicó a AIRE que el “territorio provincial es diverso” y que los directores de las escuelas entendieron que la idea es adaptarse a la nueva flexibilidad. “Hay gente que pudo comenzar, de hecho había comunidades pequeñas en que ya habían vuelto a la presencialidad plena, pero el espacio con el que se cuenta es una pieza clave”, destacó la funcionaria. En ese sentido, explicó que en los lugares de “mayor concentración poblacional, se pasó de tres o cuatro burbujas a dos y se trabaja en la organización para el regreso a la presencialidad plena”. Si bien el objetivo es que desde septiembre todas las escuelas puedan trabajar sin bimodalidad ni alternancia, Alario indicó que “algunos lugares están en transición, otros tiene garantías de poder regresar a la presencialidad completa, y en otros se sostendrá la bimodalidad hasta que se pueda garantizar la presencialidad completa con protocolos”. En las escuelas que tengan inconvenientes para volver a la presencialidad plena, se priorizará a los primeros y últimos grados.

El subsecretario de Educación Secundaria, Gregorio Vietto, indicó que las regionales IV y VI (incluyen el Gran Santa Fe, el Gran Rosario y los departamentos de alrededor) son las de más concentración de estudiantes y las más complicadas de organizar. “En la regional I que es más chica, por ejemplo, solo no pudieron regresar a la presencialidad tres escuelas este lunes”, manifestó. “Hay escuelas de mucha matrícula con espacios reducidos que todavía se están organizando”, informó Vietto. Por tal motivo, detalló que el regreso deberá ser gradual y de manera cuidada. “Tenemos escuelas de más de 700 chicos en las que la presencialidad plena con distanciamiento es compleja. En todas se redujo el numero de burbujas, por ejemplo de cuatro a dos, y se deberán reorganizar para la semana que viene”, advirtió.

Protocolos sanitarios

El subsecretario de Educación Secundaria aclaró que, tal como se acordó de manera federal, en aquellas instituciones en las que se puede respetar el distanciamiento del metro y medio, se mantiene de esta manera. En las escuelas que no puedan garantizar esa distancia, se acorta a 90 centímetros. Hay instituciones que deben disminuir aún más la separación entre estudiantes. En esos casos, se intensifican otros protocolos como la mayor ventilación y mayor cantidad y frecuencia de higiene de espacios. “En los casos en que no se pueda garantizar el protocolo, los directores se contactan con los supervisores que están recorriendo las escuelas y observando los protocolos desde hoy”, aclaró Vietto e insistió en que tampoco las decisiones “están libradas a los equipos directivos”. “Es un proceso que se asienta sobre las reales posibilidades de las escuelas”, advirtió la subsecretaria de Educación Primaria y agregó que se irá avanzando o retrocediendo a raíz de la cantidad de estudiantes o las posibilidades de espacio. “Nada está determinado de manera general y tajantemente, hay que ver como se van ganando progresivamente espacios alternativos como las aulas verdes”, sostuvo.

Fuente: UNO Santa Fe /Aire de Santa Fe

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Interés General