Seguinos !

Deportes

El DT de CUST contó como fue la vuelta del femenino a las prácticas

El DT de CUST contó como fue la vuelta del femenino a las prácticas

David Ávila, entrenador de la Primera División del Básquet Femenino del Club Unión de Santo Tomé, dialogó con Basquetboelando. Comentó como fue el reinicio a las actividades, el trabajo durante la cuarentena y otros temas relacionados a la realidad del Femenino. El “Pata” conversó con Basquetboleando sobre todos los temas vinculados al básquet femenino del CUST, asociativo, la fomentación de la rama deportiva y el presente a nivel nacional, entre otros temas. La entrevista a continuación:

-¿Cómo ha sido la vuelta a los entrenamientos y cómo se han ido amoldando tus jugadoras a los protocolos?

-DA: “La vuelta fue con mucho entusiasmo. Después de tanto tiempo sin hacer nada en la parte basquetbolística, más allá de hacer reuniones y actividades de forma virtual para mantenernos en contacto con las jugadoras. Lo que se extraña es todavía poder llegar y que las chicas se saluden sin contacto, para que no se abracen o saluden con un beso. Por lo menos ya se juntan en el club. La verdad que al protocolo lo aceptaron muy bien porque están yendo. Yo pensé que iba a costar un poco más porque iban a entrenar solo con una pelota. Pero, uno le busca la vuelta para qu  ellas se entretengan más allá de que se entrenen y no pierdan el entusiasmo”.

-¿Cuál es el trabajo que están realizando dentro de lo que les permite el protocolo?

-DA: “Trabajamos lo que es fundamentos individuales, mecánica de piernas, dribling y todo lo que se pueda hacer. Obviamente, el pase no lo estamos trabajando por una cuestión de protocolo. También trabajamos lanzamientos. Por otro lado, para mantenerlas entretenidas, les buscamos variantes a los ejercicios. Solamente entrenamos 45 minutos. Entonces, para que las chicas se entusiasmen hacemos competencias por equipos pero de forma individual. Es algo para que se entretengan porque ellas tienen incorporado el hecho de jugar y si no lo tienen es como que les falta algo. Le buscamos la vuelta para que se motiven a seguir yendo al club y quieran jugar”.

 -¿Cómo fue el entrenamiento durante la cuarentena estricta y como fue  la respuesta de las chicas de Primera de Unión de Santo Tomé?

-DA: “Sinceramente trabajos mucho no hicimos. Les pasaba algunos videos a las chicas. Eran trabajos para que ellas lo hagan. Les pedía que me pasaran videos con los ejercicios, haciéndolos ellas. Eso, la que lo quisiera hacer. Entre medio, hicimos un juego de habilidades que diseñaron las mismas chicas. Más de eso no se hico porque uno no sabía dónde apuntar tampoco. Veía que esta situación iba para largo, entonces, si uno no tiene los objetivos claros es muy difícil poder programar o planificar algo”.

-¿Con qué base de jugadoras contaban a comienzos de este año y habían podido sumar alguna más?

 -DA: “Ahora hubo cambios de categorías. Pero, la idea era contar en categoría Pre Mini y Mini, U15, U17 y algunas de Primera. Que ahora serían U14, U16, tal vez U18 y la Primera. Lo de la U18 lo tenemos que ver porque lo que teníamos en U17 el año pasado, solo teníamos 5 o 6 jugadoras de la categoría y sumábamos con chicas de categorías menores. Era para no dejar a jugadoras sin jugar. Lo hicieron bastante bien. Igualmente, no se puede planificar mucho porque no se sabe lo que va a pasar este año y el que viene. Este año es como si estuviera perdido. Hay que apuntar al año que viene”. 

-¿Hace cuánto que estás en Unión de Santo Tomé? ¿Fue en diferentes etapas?

-DA: “Sí esta es mi segunda etapa, ya estuve anteriormente. Estuve entre el 2015 0 2016. Después, estuve un año trabajando en el Masculino en República del Oeste. Después, volví a Santo Tomé. Luego, hubo un tiempo donde compartí el Femenino en CUST junto a Unión de Santa Fe en el Masculino. Fue un poquito complicado para mí pero pude terminar el año. Es la segunda vez que estoy en Unión (Santo Tomé). Con Susana tengo una amistad de hace muchísimos años. Desde muy jóvenes, porque era jugadora de República del Oeste y lo conozco a su marido. Esta esa amistad y cuando mis hijas empezaron a jugar, fue ella la que me llamó y me dijo: “Pata dame una mano”, porque ella estaba desbordada con el trabajo. Además, enseguida que deje Unión de Santa Fe me convocó para que retorne a CUST. Me gusta mucho trabajar con el Femenino. Yo ya he trabajado desde muy joven en el Básquet Femenino. Una época estaba en Luz y Fuerza. Sigo y estoy muy contento de hacerlo”.

Fuente: Basquetboleando

Click para comentar
comentarios

Mas notas de Deportes