Seguinos !

Interés General

Construcción, hotelería y gastronomía, los próximos rubros a liberar en SantaFe

Construcción, hotelería y gastronomía, los próximos rubros a liberar en SantaFe

El ministro de la Producción de Santa Fe, Daniel Costamagna, aseguró que “los tres grandes temas a resolver” en materia productiva tienen que ver con garantizar un regreso seguro a las actividades de las grandes empresas constructoras, la hotelería y la gastronomía. “Son actividades que generan que la gente se amontone”, argumentó el funcionario provincial en diálogo con UNO Santa Fe. Ante la pregunta de si las grandes empresas de la construcción podrán volver a trabajar, Costamagna aclaró: “Hasta el momento no podrán volver. En la construcción nos sostenemos con las obras menores de hasta cinco operarios”. “El próximo paso a seguir es incorporar a las grandes empresas constructoras”, afirmó el ministro y argumentó: “Las grandes constructoras están en los centros de las ciudades con grandes edificios y generan mucho movimiento de gente. Es una actividad en la que hay que tener mucho cuidado, al igual que en la hotelería y en la gastronomía que son los otros dos sectores que nos están quedando colgados”.

“Estamos muy preocupados para que esto vuelva a ser viable en el actual contexto sanitario. No es sencillo elaborar pautas de seguridad para un restaurante o para un hotel”, expresó y evitó brindar precisiones sobre los plazos en los que se exceptuarían esas actividades. “Hay que ser muy cuidadosos –insistió– y, además, hay algo muy importante que tiene que ver con el temor y la conciencia de la gente. A veces somos muy exagerados en las exigencias con las empresas y después hay cosas que dependen de la responsabilidad de la gente, de cada uno. El distanciamiento en las colas, el uso del barbijo y la higiene son norma entre la mayoría de los ciudadanos, pero hay excepciones que son difíciles de manejar porque no le dan la importancia que esto tiene”.

“Nosotros, desde la provincia, no somos quienes determinamos esto (por la vuelta a la actividad) de las grandes constructoras ni de las actividades hotelera y gastronómica”, sostuvo Costamagna, quien al ser repreguntado sobre si el ingreso a la fase cuatro no significaba justamente lo contrario, respondió: “Sí, lo tiene el gobierno provincial. Pero en el caso de las grandes constructoras y de la hotelería y la gastronomía se van a tener que hacer evaluaciones muy prolijas porque esas actividades implican que la gente se amontone. No es sencillo que esto se realice de una forma que no traiga riesgo. La construcción, la hotelería y la gastronomía son los tres grandes temas a resolver“.

Protocolos aprobados

Hasta el viernes en la provincia se habían presentado 22.159 Protocolos de Prevención de Coronavirus Covid-19, de los cuales se aprobaron 16.549, lo que significa un 76% del total. Al ser consultado sobre cuáles fueron las causas por las que se rechazó al 24% restante, Costamagna aclaró: “La mayoría tiene que ver con que eran actividades que no estaban habilitadas y que se irán incorporando de acá a fin de mes. En general son actividades menores”. En ese sentido, el ministro de la Producción explicó que de las 1.200 empresas más grandes del país hay 200 radicadas en territorio santafesino y que de las 200 que están en Santa Fe sólo dos no volvieron a la actividad y que fue por decisión de las propias firmas. “El 70% del entramado industrial está en marcha y el 30% que resta, paulatinamente y en la medida que se cumpla con los protocolos y las declaraciones juradas, se irán incorporando a la actividad”, sostuvo.

Hasta el viernes sólo cuatro de cada 10 trabajadores públicos destaba operativo, según el informe elaborado por la provincia de Santa Fe. Mientras que en el sector privado casi siete de cada 10 trabajadores estaba activo. Acerca de si el regreso de varias actividades productivas en los grandes conglomerados repercutirá en la cantidad de empleados públicos que regresen a la actividad, Costamagna dijo: “Se están analizando algunos casos. Lo que tiene que ver con las profesiones liberales puede tener una repercusión en el Poder Judicial, con algo de Tribunales. Pero en la parte administrativa no me quiero adelantar porque son decisiones que el gobernador evaluará en su momento. Hasta ahora no se evaluó”. Por otra parte, explicó que los plazos de evaluación sobre el impacto sanitario de la habilitación de las actividades “son biológicos” y que hay que “generar un monitoreo semanalmente”.

Por último, Costamagna dijo que gran parte de las definiciones que toma Santa Fe sobre sus actividades productivas están coordinadas con otras provincias y con Nación. “Con los ministros de la producción de Córdoba y Buenos Aires cada tres días nos reunimos 40 minutos con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas para monitorear cómo avanzan los procesos industriales y los comerciales para ver cómo continúa la casuística en cada una de las empresas y cómo se están cumpliendo los protocolos. Las tres provincias concentramos el 80% de la actividad industrial del país. Por eso articulamos todo con Nación, con Buenos Aires y Córdoba”, concluyó.

Fuente: UNO Santa Fe

Click para comentar
comentarios

Mas notas de Interés General