Seguinos !

Colon

Colón pagó caro sus erorres defensivos y perdió con Gimnasia en Santa Fe

Colón pagó caro sus erorres defensivos y perdió con Gimnasia en Santa Fe

Colón perdió 2-0 con Gimnasia y Esgrima de La Plata por la Copa Diego Maradona. Los goles del partido los anotaron Marcelo Weigandt y Nicolás Contín, tras dos errores del fondo sabalero. Mal comienzo para los de Eduardo Domínguez en la Zona Campeonato. A diferencia de las fechas anteriores, Colón comenzó su encuentro ante Gimnasia y Esgrima de La Plata con mucho desorden. El equipo de Eduardo Domínguez no tomó las riendas del partido desde el inicio y las acciones sucedían, principalmente, en la mitad del campo. El Lobo mantenía el bloque defensivo y salía rápido de contra, pero no era profundo. Muchas veces, el visitante atacó mano a mano contra la zaga rojinegra, pero no capitalizaron ninguna de las oportunidades.

Todos los avances de Colón terminaban chocando con la defensa del equipo platense. La generación de juego fue una materia en la que el equipo de Domínguez falló en la tarde del sábado y todo hizo prever que no sería un encuentro como en alguno de los seis anteriores de la primera fase en los que pudo golpear primero y anotar antes que su rival. Para confirmar el desconcierto del Sabalero en este primer tiempo, Gimnasia se adelantó gracias a un yerro de Leonardo Burián. El arquero uruguayo cortó un centro de tiro libre, no pudo controlar la pelota y la dejó picando frente a Marcelo Weigandt que la empujó a la red para poner el 1-0 del Lobo ante Colón. El tanto del equipo visitante aumentaba la confusión generalizada del local que no empezaba con buen pie la Zona Campeonato de la Copa Diego Maradona. Las llegadas al arco de Jorge Fatura Broun escasearon. Colón no tenía claridad para ser profundo, no generaba en tres cuartos de cancha y a la defensa del Lobo se le facilitaba el trabajo. Los de Domínguez no se asociaron y dependían de un error del fondo de Gimnasia que no dudaron en rechazar cualquier pelota que cayera a metros de su área.

El inicio del complemento fue para el olvido para Colón. Si los de Domínguez debían demostrar una mejoría con respecto a la primera parte, el gol de Nicolás Contín al minuto de juego del complemento tiró esa teoría por la borda. Bruno Bianchi intentó aguantar al 9 de Gimnasia para que Burián alcance la pelota en su área, pero el delantero del Lobo atropelló, le ganó la posición al ex Atlético Tucumán y gambeteó al Cachorro para definir con el arco libre y poner el 2-0. Para intentar meterse en partido, el Barba mandó a la cancha al Pulga Rodríguez, en lugar de Emanuel Olivera. Con un defensor menos y desesperados por descontar, el Sabalero quedó desprotegido en el fondo y Gimnasia produjo varias llegadas de peligro. Estaba más cerca el Lobo del tercer tanto que Colón del 1-2.

El Rojinegro no estaba en condiciones de llegar al gol. Ni por lo anímico, ni por lo futbolístico. El principal problema del Sabalero este sábado fue actitudinal. A diferencia de los últimos partidos, Colón no demostró nada de todo lo bueno hecho en producciones previas. Fue una versión muy lejana de todo lo bueno que pueden hacer los dirigidos por Domínguez. En ningún momento peligró la victoria de Gimnasia. Después del segundo tanto, el Lobo jugó a cerrar el partido y a jugar con el 2-0 a su favor. El rendimiento de Colón dejó mucho que desear y llena de dudas el futuro del equipo que no tuvo una actuación acorde a lo que venía demostrando.

Fuente: Aire de Santa Fe

Click para comentar
comentarios

Mas notas de Colon