Seguinos !

Policiales

Amenazaron por cuarta vez a la enfermera de Villa Luján

Amenazaron por cuarta vez a la enfermera de Villa Luján

Este miércoles la enfermera santotomesina Mari Asselborn amaneció con el cuarto cartel con amenazas en la puerta de su casa. “Por última vez andate porque no vas a contagiar a todos le vamo a prender fuego al rancho vos y tu hija y vamo a enbenenar a tus perros, no entendé que son el viru y vos tenés el viru y asé mandados hija de p*** – y te vemos por todos lados-“, dice el papel en la entrada de la casa en calle 3 de febrero al 2100 en barrio Villa Luján que la enfermera de los consultorios externos de la guardia del Hospital José María Cullen desde hace 18 años encontró esta mañana. A las amenazas las firman “los vecinos que nos queremos cuidar de los chetos”, que antes de que termine la nota escribieron: “Llama a la intendenta si querés”.

Por las reiteradas agresiones que recibió, Mari ya no va a trabajar. “Yo elegí ser enfermera porque lo quiero, es mi vocación”, dijo. Ahora, no puede llevar adelante su trabajo porque, para cuidarla, desde el hospital le permitieron que se quede en su casa por ser madre de una niña y para que no reciba más amenazas por salir. Cuando vio el cartel, Mari pensó “otra vez sopa” y eso escribió en su cuenta de Facebook. “Este es más amenazante”, aseguró en diálogo con Aire de Santa Fe. La enfermera repitió varias veces que le duele que sus propios vecinos la discriminen de esta forma. “Siento que el corazón me arde, me duele”, dijo, y agregó que para ella “los pensantes son varios pero el que pega el cartel es uno”. Desde que comenzaron a aparecer carteles en su casa, Mari está todo el día alerta. “A la noche no duermo, esperando para ver si viene alguien y quién es”, aseguró.

Las reiteradas amenazas

El sábado 18 de abril por la mañana, Mari Asselborn salió a pasear el perro y justo al lado de su timbre encontró el primer cartel pegado en la puerta de su casa en el que la pedían -de forma amenazante- que se fuera del barrio junto a su hija de tan sólo cuatro años. “Sabemos que sos enfermera, hija de p***. Váyanse del barrio vos y tu hija. Nos van a contagiar a todos!! Vamos a juntar firmas”, decía el cartel. “Yo al principio me reí y pensé que en serio me gustaría que firmaran una nota para saber con nombre y apellido quiénes piensan eso”, sostuvo Mari en diálogo con Aire Digital.

El cartel del domingo 19, en cambio, era aún más amenazante: “Te salieron a defender los políticos en el feibu pero ustedes los chetos son la peste”. Esta vez, Mari realizó la denuncia en la subcomisaría 13°. Pero su pesadilla no terminó ahí. El miércoles 22 le dejaron otro cartel con amenazas. Hace 11 años que la enfermera vive en un dúplex de calle 3 de febrero al 2100, a unos 300 metros de avenida 27 de Febrero. A pesar de que Mari está asustada y dolida por lo que le hizo algún vecino, señala que hay compañeros miembros del personal de salud que viven situaciones peores. “A mis compañeras les dicen que se vayan de los edificios, no los dejan subir a los ascensores y hasta le ponen pegamento en las cerraduras para que no puedan entrar”, aseguró.

Fuente: Aire de Santa Fe

Click para comentar
comentarios

Mas notas de Policiales