Seguinos !

Interés General

11 meses después, se retomó la obra de entubado del canal Roverano

11 meses después, se retomó la obra de entubado del canal Roverano

La intendente Daniela Qüesta supervisó ayer el reinicio de los trabajos de entubado del canal Roverano, la imponente obra hídrica que permitirá quintuplicar la capacidad de escurrimiento en las Adelinas, disminuyendo los problemas de anegamiento que se producen en el barrio debido a la pendiente natural del terreno.  “Estamos felices por la reactivación de esta obra que estaba paralizada desde noviembre de 2019”, manifestó Qüesta, quien estuvo acompañada en su recorrida por el secretario de Obras Públicas, Arq. Sergio Trevisani, y la directora de Gestión y Desarrollo de Proyectos y Obras, Ing. Mariana Albornoz.

Cabe recordar que la primera etapa de la obra consistió en la construcción del conducto de hormigón, en reemplazo del histórico desagüe a cielo abierto, desde la desembocadura en el río Coronda hasta calle Batalla de San Lorenzo. “Si bien el ducto principal está terminado y funcionando, faltaban aspectos importantes como la colocación de compuertas en el extremo este del desagüe y la ejecución de acometidas y cámaras de captación, que ampliarán la capacidad de captación de agua a toda la cuenca”, detalló la intendente.

“Además, ya se está trabajando en el relleno del viejo zanjón a cielo abierto, lo que le permitirá a los vecinos recuperar sus veredas y espacios verdes. Posteriormente, también está prevista la reposición del mejorado pétreo”, añadió. Por otra parte, Qüesta expresó su confianza en que “la Provincia aprobará las gestiones que estamos realizando ampliar la obra”. De concretarse esta iniciativa, “podremos llegar con el conducto hasta calle Vélez Sarsfield, con lo cual estaríamos mucho más cerca del sector crítico en términos de riesgo hídrico que está a la altura de calle Corrientes”, destacó.

“Las obras que empiezan se tienen que terminar”

Más adelante, la intendente subrayó que “teniendo en cuenta la pandemia y la crisis económica, este año nuestro objetivo primordial en materia de obras públicas era culminar los emprendimientos en marcha”. “Las obras que empiezan se tienen que terminar. Por eso le asignamos tanta importancia al hecho de haber podido retomar, después de muchas gestiones que realizamos, el entubado del canal Roverano y, recientemente, la pavimentación de 27 cuadras en barrio UPCN”, aseveró Qüesta.

“Además, estamos a días de reanudar las obras del Plan de Hábitat en los barrios Villa Libertad, Santo Tomás de Aquino e Iriondo. En ese caso, la Provincia dispuso una cesión del contrato a otra empresa, de manera que ya está jurídicamente resuelto el problema que paralizaba los trabajos”, detalló. La titular del gobierno municipal subrayó que “de esta manera vamos a estar trabajando en el norte con el nuevo intercambiador vial sobre la autopista, en el sur con el canal Roverano, en el oeste con el Plan de Hábitat y en la zona céntrica con pavimento, bacheo y las obras para mejorar el servicio de agua en Loyola y en todo el sector abastecido por el tanque central”.

“Es un orgullo porque la ciudad es una sola y el desarrollo tiene que ser integral”, resaltó. “Así, con objetivos lógicos y realizables en estos tiempos tan adversos, seguimos en acción, trabajando junto al gobierno de la provincia más allá de la diferencia de signos políticos, teniendo siempre como objetivo mejorar las condiciones de vida de los santotomesinos”, completó Daniela Qüesta.

Obra histórica

El proyecto de entubado del canal Roverano contempla en su primera etapa la construcción de un conducto de hormigón armado de 2.550 metros de longitud. El mismo se ejecutó desde la desembocadura del desagüe por calle Chapeaurouge hasta Pedroni. Desde esta última arteria se empalmó con Roverano, prosiguiendo por dicha arteria hasta Batalla de San Lorenzo.

Una vez terminada, la obra beneficiará a una cuenca de 320 hectáreas, determinando un progreso sustancial en materia de desarrollo urbano y disminución del riesgo hídrico. Con un presupuesto inicial superior a los 160 millones de pesos financiado por la Provincia, la trabajos también incluyen el relleno del viejo zanjón a cielo abierto ubicado a lo largo de calle Roverano, la recuperación de veredas y el empedrado y ensanchamiento de calles.

Fuente: UNO Santa Fe

Click para comentar
comentarios

Mas notas de Interés General